¿Cuáles son los gatos más caros?

Seguro que si has llegado hasta aquí es porque te preguntas cuales son las razas de gatos más caras que existen. Dependiendo de su sexo, la exclusividad de su linaje o su edad, los precios pueden variar bastante.

Los precios que encontrarás aquí son generalmente de criaderos y tiendas de mascotas oficiales, dado que adoptarlo puede variar a un precio mucho más bajo, pero con distintas condiciones.

La razón por la que algunas razas de gatos resultan mucho más caras, es que unas pueden ser mucho más difíciles de producir que otras. Al cruzar una raza de gato que tiene ascendencia salvaje, con otra raza salvaje, resulta difícil que estos se reproduzcan, y en el caso de que resulten gatitos de una variante no deseada y distinta a la raza objetivo, estos gatitos aumentan los costes generales del criadero por el mantenimiento de estos. Como resultado, los precios de las crías de la raza que se pretendía producir acaban siendo más caras.

Además de esto, muchas de las razas no reconocidas o más inusuales tienden a tener calmadas pequeñas, debido a que haya un factor genético en juego que a la vez que puede significar la razón por la que esa raza de gato tenga un aspecto único, puede ser al mismo tiempo motivo de enfermedades genéticas debida a este mismo cruce. Esto hace que su producción se vuelva todavía mas complicada. En general por todos los riesgos y complicaciones que supone obtener determinadas razas concretas , dependientes de cruces inusuales, los costes finales acaban siendo mayores.

Savannah 2.800 € – 15.000 €.
Safari 4.000 – 6.000€.
Bengala 2.000 – 5.000€.
Manx 600 – 3.700€.
Sphynx 800 – 3.000 €.
Caracat 1.700 2.800€.
Sokoke 500 – 2.000€.
Himalayo 400 – 2.000€.
Exotico 1.000 – 1.800€.
Mau egipcio 1.000 – 1.700€.
Korat 1.000 – 1.600€.
Siberiano 800 – 1.600€.
Ragdoll 1.000 – 1500€.
Balinés 1.000 – 1.500€.
Scottish fold 700 – 1.500€.
Bobtail japones 500 – 1.400€.
Selkirk rex 850 – 1.300€.
Persa 800 – 1.200€.
Burmilla 750 – 1.200€